Preguntas para ayudar a tu cliente a aceptar los cambios en su armario

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios


Somos seres de costumbres, de hábitos, solemos buscar la comodidad que nos proporciona lo conocido. Incluso las personas más aventureras hacen muchas cosas de la misma manera o hay ciertos lugares a los que acuden con regularidad.

Lo mismo les sucede a nuestros clientes con la imagen. Están atareados con su día a día, ocupándose de sus actividades durante mucho tiempo. Pero al producirse ciertos CAMBIOS, tienen que hacer frente a una nueva situación. Eso les empuja a contratar nuestros servicios.

 

¿Cuáles pueden ser esos cambios?

Una enfermedad
Cambio de peso
Tras la maternidad y al darse cuenta de las modificaciones en el cuerpo
Un divorcio o separación
Una muerte cercana
Un ascenso
La entrada en el mercado de trabajo
U otros menos dramáticos como el cambio de temporada o de tendencias

Por lo tanto para hacer bien nuestro trabajo y satisfacer las necesidades de los clientes y superar sus expectativas es importante hacer preguntas para saber qué cambios se están produciendo y qué esperan de ellos.

 

A veces tenemos el concepto de que para ser buenos profesionales tenemos que ponernos manos a la obra en seguida. Al estar con clientes pensamos que hay que  hablar los primeros, tomar la iniciativa y empezar a organizar el armario o crear looks para conseguir aprovechar al máximo el tiempo.

Sin embargo, eso es un error. Si quieres ser un buen profesional,   no presupongas nada, pregunta directamente. Interésate por el caso concreto de la persona que tienes delante y que sea ella la que te ayude a fijar las prioridades de la sesión.

 

Preguntas para ser consciente y aprovechar los cambios

 

Algunas de las preguntas relacionadas con cambios que puedes hacer:

– ¿Se ha producido algún cambio reciente en tu vida al que tengas que adaptarte?
Una nueva situación requerirá de la persona que saque a la superficie ciertas cualidades y nosotros con la ropa y accesorios, forma de comunicar o postura podemos ayudarles a lograrlo.

Si estás en una sesión de organización de armarios:

– ¿Te sientes cómodo/a con esta prenda?
-¿Cómo te sientes cuando llevas esta pieza de ropa?
-¿Tienes ganas de ponerte esto o te has cansado?
– ¿Te gustaría que te enseñara cómo usar y combinar esta prenda que aún tiene las etiquetas?
– ¿Hay alguna prenda que te encanta pero no sabes cómo combinar o si aún es actual?

 

Para que tu cliente te entienda, el primer paso que tienes que dar es entenderle tú y para ello tienes que escuchar con atención. Por supuesto con las orejas pero también prestar atención a los gestos. Observa con atención si le brillan los ojos al coger una prenda o cuando se la muestras, si se le dibuja una sonrisa o una mueca etc.

 

Con las preguntas consigues CLARIDAD y eso evita malentendidos, malos rollos y decepciones.

 

Sé prudente, desde el inicio indica lo que puedes hacer durante la sesión, te sugiera que sea algo menos de lo que puedes lograr, para así asegurarte de que superas tu objetivo, las expectativas de tu cliente  y así sorprenderle positivamente.

En las sesiones de organización de armario me gusta hacer que los clientes toquen cada una de las prendas siguiendo el método KonMari del que os hablo en este artículo.

Caso práctico a la hora de ayudar a desprenderse de prendas

 

A algunos clientes les cuesta mucho separarse de las prendas, regalarlas o tirarlas incluso aunque estén en un estado deplorable.

Por eso ni se te ocurra tirar sin más las prendas sin tener el acuerdo de tus clientes. Las decisiones en última instancia las tiene que tomar el cliente, tu trabajo es el de ser un guía.

Recuérdales por qué te contrataron, te voy a dar un ejemplo que ilustre cómo puedes actuar:

“Querías poner al día tu vestuario más informal para verte con las cualidades que has determinado (chic, elegante y cómoda), estos vaqueros o jeans te quedaban de maravilla pero ya tienen muchos años, están rotos o se han desgomado, es el momento de agradecerles la función que han cumplido y escribir en nuestra lista de la compra que tenemos que buscar un reemplazo.”

Así puedes recibir el Ok de tu cliente, toma una decisión consciente y no ve la situación como una pérdida sino como una ganancia.

Tienes que tomar las riendas de la situación, tú eres el o la profesional pero al mismo tiempo muestra empatía. Eres consciente de las emociones que está sintiendo el cliente y le guías en el proceso. Le explicas cómo con los cambios que estás introduciendo logrará los objetivos que te planteó cuando te contrató.

¿Qué preguntas utilizas para estar en la misma onda con tu cliente? ¿Qué te funciona para ayudar a tu cliente a aceptar los cambios y aprovecharlos a su favor?

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal. Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la asesoría de imagen, estilismo personal y personal shopping a diseñar negocios prósperos, atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Curso de Especialista en Asesoría de Imagen Conoce las claves de la asesoría de color, el estilismo y tipología femenina, cómo realizar servicios de personal shopping y organizar armarios. Además recibirás el curso para aprender a hablar en público y sentirte super cómoda a la hora de dar charlas y conferencias.

Comments

comments