Los colores y su influencia

1)      ¿Qué tanto influyen los colores en el estado de ánimo de una persona?

El color  es un elemento importante en nuestras vidas, se encuentra en nuestro propio cuerpo y cara (color de piel, de ojos, cabello etc) y en lo que nos rodea desde  la ropa y accesorios que escogemos, el ambiente en que nos desenvolvemos, tanto vivienda, lugar de trabajo etc. Todos estos colores nos bombardean y estimulan.

El color físicamente es energía, es luz. La luz es entonces una combinación de colores (cada color tiene

diferente frecuencia y longitud de onda).

Biológicamente toda la energía electromagnética, incluyendo la luz visible, afecta al organismo. La luz es absorbida por el cuerpo entero y lo veamos o no, el color tiene un efecto directo biológico en los seres humanos.

Hay colores estimulantes como los cálidos: rojo (estimula la energía y puede aumentar la presión sanguínea, alienta a la acción) , amarillo (color del optimismo, dinamismo, estimula procesos mentales, fomenta la comunicación, naranja (estimula la actividad, alienta a la socialización)

Hay colores calmantes como el  verde (evoca la calma, el equilibrio, la abundancia) lila (calma la mente, proyecta la creatividad, relacionado con la espiritualidad) , el azul (calma, enfría, ayuda a la reflexión)

Además, como tanto a nivel individual como cultural  tenemos preferencias por unos u otros o  asociamos a ciertos tonos o colores determinados significados o cualidades.

2)      En términos de decoración y confort, cuáles son los colores ideales para ambientar una oficina o una sala de reuniones y porqué?

El color es de las primeras cosas que nos fijamos de nuestro entorno. En cuanto entras en una habitación te sientes cómodo o no. El color puede evocar diferentes sentimientos lo que afecta a nuestro ánimo, emociones y bienestar.

Reaccionamos a los colores instintivamente, de ahí que sea tan importante elegir aquellos del despacho, oficina o sala de reuniones para crear un ambiente que fomente la productividad, la creatividad, la precisión y las buenas relaciones interpersonales.

Los colores ideales son aquellos más luminosos, para lograr que trabajar sea más cómodo. Teniendo en cuenta que muchas oficinas son más bien oscuras y no tienen  ventanas tan amplias el uso estratégico del color nos ayudará a añadir más luz. Verifica también el efecto de los colores al usar la luz artificial de las bombillas y fluorescentes.

Utilizaremos en los espacios de trabajo predominantemente colores neutros y luminosos que se pueden personalizar con pequeños acentos de color.

3)      En el ámbito personal y familiar ¿Cuáles son los colores adecuados para embellecer la casa, en qué áreas hay que poner especial atención?

Para elegir los colores para decorar lo primero que tenemos que considerar es la casa como un todo y cada una de las habitaciones en particular. ¿Qué sensaciones y experiencias deseamos crear en ese espacio? ¿Qué tres palabras queremos que vengan a la mente de cualquier persona que acuda a nuestra casa? Esto nos ayuda a clarificar el estilo de nuestra casa y familia. Teniendo en mente estos objetivos podemos entonces elegir los colores  que nos ayuden a expresar esas sensaciones y emociones.

Pregúntate para qué usas cierta habitación, qué funciones cumple, las habituales o alguna más.

Cómo te sientes ahora en determinada estancia y cómo desearías sentirte pensando de forma ideal

Ten claro el tipo de atmósfera que deseas crear en cada habitación, habrán espacios que quieres que sean para relajarse y conversar tranquilamente, otros para ocuparnos de nuestras aficiones etc

La cocina es una de las estancias más importantes. Deseas encontrar colores que te ayuden a cocinar, te inspiren a cuidarte y disfrutar de la buena compañía. Por supuesto la higiene también es importante, que los colores que utilices te permitan ver que todo está limpio.

Si no eres mucho de cocinar el naranja es un color que te puede ayudar, es estimulante, una mezcla de amarillo y rojo que ayuda a la digestión y a disfrutar de la comida. Es un color alegre y que combina muy bien con tonos más neutros.

Para el salón o sala de estar

Al tratarse de un espacio en el que se va a reunir mucha gente diferente pueden funcionar distintos colores. Lo que deseas allí es poder relajarte o disfrutar de la compañía de otros, actuar como buen anfitrión o anfitriona.

Si lo que buscas sobre todo es la calma y tranquilidad los tonos claros y fríos pasteles de azul y verde te ayudarán. El verde es un color presente en la naturaleza que aporta equilibrio. El amarillo que es color de la comunicación, alegre también es un buen tono para incentivar las conversaciones e intercambios en el salón.

En el baño el factor fundamental es la limpieza y la higiene. De ahí que muchas veces se utilice el blanco, cremas en la decoración y tonos claros como los pasteles. Los tonos aqua son refrescantes y si deseas conseguir el estilo de un spa puedes elegir desde tonos cálidos o metalizados y el contraste del blanco y negro si deseas un efecto más moderno y contemporáneo.

4)      Si hablamos de nuestro lugar de descanso, como por ejemplo, la habitación, qué colores son funcionales y porqué?

El dormitorio es una de las estancias más importantes, es el lugar donde dormimos  una cantidad de horas que representa al menos el tercio de una jornada. Es un espacio de relajación, un lugar para la intimidad,  de modo que hay que elegir los colores que más nos gustan y tener  también en cuenta las preferencias de la pareja ya que deseamos estimular la conexión, la comodidad, la sensación de seguridad y bienestar.

Para favorecer el descanso los colores pasteles o claros, transmiten suavidad, ligereza  y facilitan que el organismo se prepare para renovarse bajando el nivel de estimulación visual. Es fundamental que te despiertes listo para comenzar el día y no agotado.

Por supuesto,  si está en línea con  tu personalidad puedes añadirle tonos vibrantes y vivos en los accesorios o incluso en alguna pared para crear drama.

El dormitorio no sólo es para dormir es un santuario para relajarnos, meditar, leer o incluso puede cumplir más funciones.

¿Qué colores suelen gustar en dormitorios? Fríos y pasteles como el azul hielo, lilas, más cálidos rosas y melocotón las opciones son enormes según queramos conseguir un efecto más relajarte o romántico.

5)      ¿Cuáles son los principales errores que se cometen a la hora de seleccionar un color y los complementos de una estancia?

Los principales errores que se cometen son:

No tener en cuenta la relación que hay en los colores, no buscar una armonía entre los colores para que el efecto sea atractivo visualmente.

No planificar previamente y no hacer un tablero de inspiración en el que vayamos seleccionando diferentes tonos, texturas y estampados.

Utilizar únicamente tonos neutros sin añadirle interés a través de colores más intensos, diferentes materiales y texturas consiguiendo un efecto demasiado monótono y aburrido.

Escoger un número demasiado grande de colores.  Como regla general no hay que utilizar más de dos o tres colores. Lo que haces es usar esos colores en distinta intensidad y luminosidad, decidir cuál de ellos es el predominante y luego establecer una jerarquía.

No tener en cuenta tu propio gusto y personalidad, pensar de forma errónea que no tienes estilo y no desarrollar tu propia creatividad para crear al fin un espacio a tu medida en el que te sientas al fin realmente a gusto. Si hay un color que te gusta y que te encanta busca la forma de añadirlo en tu decoración aunque sea en pequeños toques, en diferente intensidad o un tono más claro.

6)      ¿Qué consejo le podemos dar a las personas que no se atreven al color y solo se quedan con el blanco?

El blanco es la luminosidad total, la unión de todos los colores. Por lo tanto es un excelente punto de partida a la hora de decorar porque aportará luminosidad a la estancia.  Sin embargo un exceso de ese color le dará un aspecto incluso quirúrgico, le falta estimulación al ojo.

Por eso es ideal combinarlo con otros colores, jugar con las diferentes texturas y estampados para mostrar nuestra personalidad y gusto.

El color  hay que usarlo con variedad. Del mismo modo que nunca llevaríamos una dieta que nos exigiera sólo comer un determinado color, por ejemplo ¿qué os parecería seguir la dieta amarilla o la roja o la granate? ¿Por qué entonces tendría que ser nuestro armario o nuestra casa una acumulación de un único tono?

Si no te atreves a jugar con el color empieza al menos combinando diferentes tonos neutros y pasteles y añadiendo algún objeto decorativo de color o un cuadro. Empieza a educar al ojo seleccionando en una red social como Pinterest las fotos de las estancias que te gustan y toma nota de los colores que se combinan y cómo. Empieza a experimentar poco a poco.

Cuando deseamos atraer ciertas cosas a nuestra vida o fomentar una faceta de la personalidad, es interesante llevar encima o tener objetos a nuestro alrededor en los colores con ciertas cualidades y propiedades para enfocarnos en ellas, recordarnos nuestra intención.

7)      En cuanto a la vestimenta cuáles son los colores en tendencia.

A la hora de elegir colores para la vestimenta es interesante conocer los colores en tendencia para saber lo que vamos a encontrar más fácilmente en las tiendas durante determinada temporada.

Sin embargo,  lo más importante es escoger entre ellos aquellos que nos favorecen personalmente según nuestro físico, en línea con nuestra personalidad y el objetivo que deseamos lograr. Si deseamos transmitir una imagen más creativa y fresca, juvenil, tonos más alegres son nuestros aliados, si deseamos conseguir un efecto impactante, la combinación de dos acromáticos como blanco y negro suele funcionar, los colores pasteles nos dan un aspecto más amable , de mayor ligereza. Lo vemos en que las mujeres con el poder suelen elegir bien tonos vibrantes combinados con neutros oscuros como Angela Merkel mientras que en el vestuario de las primeras damas predominan los pasteles.

Si queremos que algún color forme parte de nuestra marca personal lo importante es la consistencia, que nuestra apariencia no varíe muchísimo de un encuentro a otro. Si tenemos un color que deseamos que se asocie con nosotros,  la idea es usarlo aunque sea en pequeñas dosis o detalles con regularidad tanto en nuestro atuendo o en el entorno.

El Pantone Institute cada temporada saca un informe  con la paleta de colores que predominan en de la Semana de la Moda de Nueva York.  Este año por primera vez también el Pantone Institute ha hecho un análisis de los colores presentes en las propuestas de los diseñadores de la Semana de la Moda de Londres, (London Fashion Week) y los colores en ambas pasarelas son distintos.

El color del año 2018 que acaba de desvelar Pantone esta misma semana es el Ultra Violet PANTONE 18-3838  o Ultra Violeta tenemos en este caso a un color frío, con mucha fuerza y peso. Se trata de un tono que no deja indiferente. Precisamente los violetas son los colores con longitud de onda más alta que percibe el ojo humano.

El color violeta se asocia con la realeza, lo místico, la espiritualidad, la originalidad. Se trata de la unión de dos opuestos, el rojo que asociamos con la acción, la emoción y el azul que asociamos con la razón y la calma. El violeta es ir más allá de lo conocido, llegar a una dimensión más rica e insondable.

El color violeta es de los menos presentes en la naturaleza, de ahí que lo consideremos  diferente, llamativo y que no sea considerado como el color favorito de la mayoría.

Pantone busca su color del año no sólo teniendo en cuenta las tendencias pero sobre todo buscando un color que satisfaga las necesidades el mundo en un momento dado. En una época con grandes desafíos nada como el  Ultra Violet color del año 2018 para incentivarnos a ir más allá, a buscar soluciones imaginativas, a conectar con nuestro ser interior y el más allá.

Sobre mí, Carie Mercier Lafond

Comments

comments