Cómo mostrar el valor de tus servicios y productos

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y mentora de negocios

como-cobrar-mas

Más de una vez oigo a empresarios quejarse de que tienen mucha competencia o sistemáticamente aprovechan cada oportunidad para hablar mal de otra empresa del sector, pensando que así atraerán más clientes o se los “robarán” a otros. En realidad sucede lo contrario.

 

En el mercado hay diferentes segmentos o grupos de personas que a lo mejor buscan un producto o servicio pero no siempre con las mismas características. Por eso  si aprendes a escuchar a tu cliente ideal, no te preocuparás de la competencia, porque nadie puede hacer las cosas como las haces tú. Tienes tu propia experiencia, tu saber hacer, tus sistemas y si sabes comunicar las ventajas que aportas y cómo entiendes los problemas que se le plantean a tus clientes, prepárate para que suba tu cuenta de resultados.

 

Por lo tanto vamos a ver las formas de mostrar el valor de lo que ofreces.
 

Averigua lo que tus clientes realmente quieren o necesitan.

Puede que hayas diseñado un producto ideal pero si no es lo que quieren tus clientes, de nada sirve. Detecta un problema que tiene y mira en qué medida lo puedes resolver con tus productos y servicios,céntrate en el cliente.

 

Hazle preguntas al cliente.

Por ejemplo ¿Habías trabajado ya con nuestra empresa ? ¿Cómo nos has conocido? De este modo puedes averiguar si ya está familiarizado con tu empresa y saber si viene o no recomendado o qué sistemas de publicidad son más efectivos.

 

Preguntas para conocer más sobre los productos y la posible competencia son: ¿Qué estás usando actualmente? ¿Dónde lo adquiriste o dónde contrataste el servicio? ¿Qué es lo que te gustó más y lo que menos?
Con estas preguntas podrás conocer qué elementos valora más ese cliente y qué necesidades puede tener insatisfechas.
¿Qué te gustaría conseguir? ¿en qué plazo de tiempo? ¿Cuándo podrías comenzar o lo necesitas?
Las respuestas del cliente te ayudan a reconocer si ese prospecto o cliente potencial está simplemente valorando opciones o si está decidido a resolver ya su problema.

Muchos empresarios se equivocan cuando describen con todo lujo de detalle  lo que realizan, su proceso o las características del producto sin hacerle preguntas previamente al cliente.

Cuando haces preguntas te posiciones como un consultor, alguien que busca la solución más apropiada a un problema y te alejas de la figura del mero vendedor. Creas un vínculo con el cliente potencial, resaltas el valor de tu oferta y por lo tanto el precio deja de ser lo más importante.

¿Qué acciones pones en práctica para resaltar el valor de lo que ofreces? ¿Qué te ha gustado más del artículo?

 

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal. Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen  y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la belleza/moda/coaching/servicios a diseñar negocios prósperos,  atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Comments

comments