Cómo le sirve la asesoría de color a un cliente

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

En muchas ocasiones el color es un área de la imagen personal en la que los clientes tienen un mayor desconocimiento. Seamos sinceros,  el color nos rodea pero en realidad ¿qué formación recibimos al respecto?  algo en el colegio en las  clases de arte  o plástica, pero muy poco.

Las primeras personas que nos enseñan a vestir son nuestros padres, habitualmente la madre tiene asignada la tarea de elegir las prendas que se pondrán los niños pequeños. De este modo, dándose cuenta o no,  van transmitiendo sus gustos e imponiendo su criterio. Uno acaba pareciéndose a los que le rodean.

¿Quién no ha tenido la experiencia de ponerse un color quizás diferente al que solía ponerse y ha recibido burlas o comentarios poco alentadores? Más de uno, a partir de ahí se lo ha pensado el experimentar  y mucho y ha tomado la decisión de no salirse del negro o azul, colores más “normales”.

Sin embargo,  el resultado es que nuestros clientes se sienten aburridos, con armarios a los que les falta “salsa”, interés y ahí entramos nosotros como asesores de imagen.

Llega el momento de enseñarles a mostrar su individualidad, a no tener miedo de escuchar a su intuición, sus gustos.

 

1. La asesoría de color les ayuda a vivir “inmunes” a las tendencias si lo desean.

En el proceso de la asesoría de imagen ponemos al fin al cliente en el centro. Lo importante no son los colores de la temporada, los imperdibles según una revista sino aquellos tonos que le favorecen en concreto al cliente.

Muchos de nuestros clientes son personas a las que los típicos expertos en tema de moda y belleza han alienado, les han hecho sentir extraños, que no se enteraban, no eran lo bastante “cool” para entender qué llevar o usar bien los colores.

Nuestra tarea es simplificar la imagen, no agobiarles con exceso de detalles y tranquilizarles ayudándoles a sacar de dentro de sí su criterio propio. No sólo indícales los colores que mejor les sientan sino asegúrate de que ellos lo ven, preguntándoles primero antes de dar tu opinión como profesional.

 

2. La asesoría de color ayuda a los clientes a experimentar con el color pero no a lo loco sino con criterio.

Hemos visto tantos programas de cotilleos o de moda en los que se pasaban el rato criticando a tal famoso por su elección en la alfombra roja que tenemos demasiado miedo de meter la pata y cometer un error. Pero ¿realmente es tan grave equivocarse y elegir un color que no nos sienta bien del todo? ¿Se acaba el mundo por un simple error?

Nuestro trabajo consiste en poner a la imagen en el lugar que le corresponde, relativizar los errores que pueden cometer los clientes, hacerles entender que forman parte del proceso de aprendizaje. De una mala compra se pueden aprender lecciones, qué no nos gusta, o una combinación inesperada. Sólo tomando decisiones aunque no sean las perfectas avanzamos.

No te olvides de facilitar al cliente varias fórmulas para combinar colores que funcionan prácticamente siempre y luego opciones para ir arriesgándose más.

Queremos que nuestros clientes salgan de la forma de confort pero primero comienza con los básicos como son los neutros.

 

3. La asesoría de color expande el uso del color de forma estratégica

El otro día estaba en casa de una clienta y me sacó un pantonero en papel que le habían entregado unos grandes almacenes hace unos años al hacerle un mini test de color. Le entregaron el documento sin más explicaciones y la clienta nunca supo que hacer con ello, cuando podría haber sido  una herramienta muy útil tanto para la creación de looks como a la hora de comprar.

Que no te suceda lo mismo a ti. Cualquier herramienta que utilices o documento que entregues tienes que explicárselo al cliente y de la forma más sencilla posible, si un niño de 8 años pudiera entenderlo sin problemas estás en el buen camino.

Mi consejo es que enseñes a distinguir los colores cálidos y fríos, los matices o subtonos en un color determinado. El concepto de matizado y vibrante, el papel que juegan los neutros y  la distinción entre los luminosos e intensos. En suma, las características del color ( tinte, valor y croma)  pero aplicados a su caso concreto y de la forma más básica para que ellos puedan utilizar esa información sin confundirse.

Además cada vez más los clientes me piden la creación de cápsulas de ropa, están interesados en un consumo más consciente o un armario minimalista. Para ayudarles con ese reto, nada mejor que ayudarles a conocer la gama de colores que armoniza con ellos para que así las prendas combinen fácilmente entre sí.

¿Qué gran beneficio le ves tú a la asesoría de color o has visto en la vida de los clientes?

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal. Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la asesoría de imagen, estilismo personal y personal shopping a diseñar negocios prósperos, atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Curso de Experto en Colorimetría: Conoce nuestro curso para aquellos que desean utilizar el color de una forma profesional para realizar sesiones individuales, en pareja, talleres. Tienes manual, videos y plantillas.

Comments

comments