Cómo diseñar la vida de tus sueños

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

Una vida con la que nos sintamos a gusto, satisfechos, en la que tenemos pasión y propósito no es fruto de la casualidad.

La vida no es una lotería como algunos se empeñan en hacernos creer. Hay muchos aspectos que están fuera de nuestro control pero eso no quiere decir que no podemos hacer nada al respecto, podemos decidir qué significado le damos a lo que nos sucede, elegir aprender de nuestros errores, decidir seguir tomando acción a pesar de las dificultades. Podemos elegir creer en nosotros y en nuestros sueños.

 

Veamos qué pasos podemos dar que nos ayuden

 

Profundiza en tu interior

 

Lo primero es reflexionar sobre lo que es importante para ti y en qué orden, es lo que llamamos las prioridades.

Esas prioridades no son para pensar en ellas una vez y olvidarlas. Nos sirven de referencia o brújula para asegurarnos de que nuestro día a día está alineado con ellas.

 

¿Para qué estás aquí en la tierra? ¿Cuál es tu propósito? Todos tenemos algo especial que hemos venido a aportar, cómo podemos servir mejor al mundo y utilizar nuestras fortalezas.

 

¿Cómo deseas sentirte? Elige varias palabras que lo definan y crea también un tablero que te inspire con recortes de revistas, esas palabras clave o hazlo de forma virtual en Pinterest.

¿Qué podrías hacer tú para hacer reales esas palabras? ¿Qué actividades? Deja volar la imaginación, escríbelas en tu diario, medita sobre ellas.

 

Ahora ya tienes una idea más clara de cómo te gustaría experimentar la vida y sentirte.

 

Fijación de objetivos

 

Por lo tanto estás listo/a para crear ya los objetivos más definidos. Estos te tienen que ayudar a vivir tu vida a tu manera.

Estos objetivos se han fijado realizando una ingeniería inversa. ¿Qué es eso? Pues a partir del punto final, nuestra meta definitiva, diseñas paso a paso qué tendrías que hacer en cada momento, en varias etapas para llegar a sentirte como deseas. De este modo te aseguras de que toda tus actividades y esfuerzo tendrán su recompensa. No te esforzarás al máximo para llegar a la meta y darte cuenta de que no era eso lo que querías.

Cuando tenemos clara la meta tenemos un medio para revisar las acciones periódicamente y realizar modificaciones en la trayectoria a tiempo si nos estamos desviando.

Por lo tanto te voy a indicar qué cosas hacer ya:

 

Elimina

Eliminar lo que te está pesando, paralizando y que no está en línea con quién eres realmente y dónde deseas llegar.

Trabaja primero en el exterior: 

Consigue que tu entorno físico esté ordenado. Desde tu propio armario, espacio de trabajo, casa etc.

Ocúpate de tu interior: 

Haz una lista de tus creencias, tu visión sobre el mundo, no te juzgues, escribe. Luego analiza si esas creencias, si la perspectiva que tienes actualmente es verdadera, si te sirve ahora para llegar a tus metas y decide cambiarlas.

 

Crea hábitos

Somos seres de costumbres, en muchas áreas vamos en piloto automático. Por eso es importante crear hábitos que refuercen lo positivo.

Tienes que estar primero convencido/a de adquirir un nuevo hábito, ponerte recordatorios al principio para reforzarlos y establecer un sistema de recompensas para motivarte.

 

¿Qué te han parecido estos pasos? ¿Cuáles consideras fundamentales para darle forma a tus sueños y pasar a la acción?

Comments

comments