Cómo convertir las dificultades en oportunidades

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

 


 

Cuando tenemos la oportunidad de darle un buen servicio a los clientes o se han quedado muy satisfechos con nuestro producto, nos sentimos llenos/as de energía y muy contentos/as pero desgraciadamente no siempre acertamos.
Hay veces en las que sin saber  el por qué  un producto no funciona, quizás recibimos la queja de un cliente o nos asustamos al oír las noticias tan desalentadoras sobre la economía.

 

Nadie dijo que tener una empresa fuera fácil. Es un camino apasionante, nada aburrido pero lleno de situaciones complicadas. Por eso es tan importante tener la perspectiva adecuada para que las dificultades y desafíos no se conviertan en un obstáculo insalvable que nos haga tirar la toalla.

 

Muchas veces las oportunidades surgen de forma que parecen una auténtica tragedia. Así que si te sucede algo malo, pregúntate qué es lo que está sucediendo exáctamente, analízalo y pregúntate si puedes encontrar alguna oportunidad en la situación.
Es probable que sea el momento de cambiar algo. Vamos a mirar qué podríamos hacer:

 

1. Analiza en profundidad, tú solo/a o con la compañia de alguien con criterio.
Hazte preguntas, busca las oportunidades como si fueran un tesoro porque es probable que a primera vista no las encuentres.  Pregúntate si ha sido un hecho puntual o si hay más clientes que tienen ese problema.

 

2. Determina los cambios que tienen que hacerse

Por ejemplo, cuando recibes la queja de un cliente no quiere decir que tu producto o servicio está mal sino que quizás no es la mejor opción para ese cliente o tipo de cliente en concreto. Es posible que tengas que revisar cómo promocionaste el producto, si has indicado con claridad cuáles son las características, su uso, sus ventajas y para lo que no sirve.

 

3. Ten una actitud positiva

Ya lo sabes, de todo se aprende. Piensa que de estas dificultades saldrás más fortalecido/a si tienes la actitud correcta de aprender y realizar cambios.

Cuando estamos metidos de lleno en un problema, pensamos que es el fin del mundo pero no es así. Cuando logramos respirar y reflexionar, somos capaces de aprender valiosas lecciones y sacar oro de lo que parecía auténtico barro.

¿Cómo te animas tras un traspiés? ¿Qué te han parecido nuestros consejos?

Carie Mercier Lafond es licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen  y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la belleza/moda/coaching a diseñar negocios prósperos, atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Comments

comments