Cómo acertar a la hora de hacer una asesoría de color

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y mentora de negocios

 

como acertar

Como asesora de imagen considero que el estudio de colorimetría o el análisis de color es un elemento muy importante a la hora de ayudar a los clientes a mejorar su imagen. Sin embargo es un campo en el que incluso entre profesionales existen muchas dudas. Hay personas que determinan los colores que les favorecen a los clientes en base únicamente a su intuición o un pálpito sin tener detrás ninguna razón científica o teórica que avale su propuesta.

 

Veamos algunas de las claves para ayudar a los clientes a utilizar el poder del color para lograr sus metas.

 

Formarse con un especialista en la asesoría de color, ya sea de forma presencial o online.

Es importante conocer diferentes sistemas y ser capaces de adaptarse a las características físicas de hombres y mujeres.  Busca la opción que más te convenga teniendo en cuenta la forma en la que tú aprendes mejor y las credenciales del centro. Nosotros también tenemos un curso de experto en colorimetría.

 

Practica.

Hay que dejar de tener miedo de equivocarse. Para convertirse en un verdadero experto en algo, hay que poner en práctica, lo aprendido, implementar, contrastar lo que te han enseñado con lo que ves en la realidad.  Leer un libro o decenas o seguir un curso no es suficiente. Por eso te recomendamos que hagas al menos de 5 a 10 análisis completos de color a voluntarios a los que puedes hacerles un descuento importante  en las tarifas, pero que te aporten sus comentarios sinceros sobre la experiencia. De este modo ganarás en seguridad y  te ayudarán a mejorar tus habilidades.

 

Pon siempre a tu cliente primero.

No presupongas nada. Aunque al ver a tu cliente pienses que pertenece a una categoría no permitas que esa primera impresión te condicione. Tienes que ser una especied de “Sherlock Holmes”, buscando pruebas que confirman cualquier sospecha hasta llegar a un diagnóstico lo más preciso posible. Pregúntale desde el principio a tu cliente siempre cuáles son sus prioridades, cuáles son sus necesidades más importantes con respecto a su imagen o qué grandes dudas tiene. Así podrás asegurarte de superar las expectativas que tiene.

Proporciona información  práctica.

Muchas veces como nos apasiona tanto el tema de color puede que una sesión de colorimetría se convierta en una clase, de modo que contrólate. Dosifica la información que vas a dar, proporciona ejemplos y trucos no sólo conceptos. Deja que el cliente toque tus herramientas si tiene ganas tanto las pañoletas, máscaras o capas. Enséñale cómo usar correctamente la paleta de colores para crear combinaciones de colores o ir de comprase

 

Crea el seguimiento.

Cuando el cliente se ha ido de tu despacho o tú te marchas, no se ha acabado el servicio. Es importante contactarle al cabo de una semana o dos para ver si le han surgido nuevas dudas o para proporcionarle algún dato más si te comprometiste a ello. Tu objetivo es que el cliente se quede con las ideas claras y que puede acudir a ti para seguir mejorando su imagen.

 

¿Cuáles son los pasos que sigues para que tu cliente aprenda a disfrutar usando colores y creando combinaciones?

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal.  Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen  y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la belleza/moda/coaching a diseñar negocios prósperos,  atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Recurso Recomendado: Curso de Experto en colorimetría, consigue tu pack de 10 DVD’s y un completo manual

buy-photos-online-photoshopping_ws_1361820401

Comments

comments