5 trucos o tips para convertirte en una asesora de imagen de éxito

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

 

¿Cómo convertirse en asesora de imagen? Sin duda es una pregunta que nos hacen a menudo cuando decimos a qué nos dedicamos. La gente tiene la impresión de que se trata de una profesión glamurosa en la que pasamos el tiempo leyendo revistas, siguiendo blogs y visitando tiendas. Sin embargo eso es sólo una parte de nuestro trabajo. Existe la parte que se ve de la profesión, la que está frente a la galería y luego está la trastienda, todo lo que se hace  de puertas hacia dentro desde la gestión administrativa, negociaciones con proveedores, redacción de artículos y publicaciones en redes sociales, búsqueda de clientes etc

 

Voy a centrarme en varios trucos que te van a ayudar a dedicarte a esta profesión. Por supuesto es necesario saber cómo realizar los servicios, conocer los diferentes tipos de cuerpo, cómo encontrar los colores que mejor le van a un cliente, crear una ruta de tiendas y crear conjuntos paso a paso pero eso no lo es todo, falta el aspecto empresarial.

 

1.Tienes que formarte continuamente
Eso de pensar que porque tienes un diploma en la mano o colgado en la oficina es suficiente es un grave error. Como asesora de imagen y estilista personal tienes que estar al tanto de las tendencias, diseñadores, estilos. Por lo tanto, te toca convertirte en un/a estudiante de por vida. Eso te mantiene joven ja ja porque estás al corriente de lo que sucede a tu alrededor y no tienes tiempo de atascarte.
En el área de los negocios sucede lo mismo, ¿sabes si está tu web bien posicionada en Google? ¿sabes cómo realizar anuncios en las redes sociales donde está tu cliente ideal? Es importante estar al tanto de las tendencias en el marketing y gestión de empresas.

 

2. Sé auténtico/a con tu marca
Cada persona es distinta y lo mismo sucede con los profesionales. No intentes ser el chico o la chica para todo en tu mercado. Piensa detenidamente en cuáles son tus puntos fuertes, a quién puedes servir mejor, qué soluciones puedes aportar a tu cliente o clienta ideal y comunícalo de forma clara por todos lados. ¿Cómo? Desde tu página web, tus fotos, tus publicaciones en redes o el tipo de anuncios que redactas.
Con quién te gusta trabajar especialmente y conectas mejor. Hay quien trabaja de maravilla con adolescentes, otros no quieren verlos ni en pintura, otras disfrutan en un entorno corporativo o de empresa mientras que otras prefieren trabajar de forma individual.
No intentes gustar a todo el mundo, es imposible y agotador. Refuerza lo que te hace distinto pero sobre todo crea experiencias que deleiten a tu cliente o clienta ideal. Cada interacción contigo tiene que darle la sensación de que eres la ayuda idónea, que le entiendes plenamente.

 

3. Tienes que crear los sistemas y procedimientos de tu negocio

¿Crear sistemas para un negocio de asesoría de imagen? ¿Te parece demasiado complicado e innecesario? Piénsalo de nuevo. Entre tus manos tienes un negocio no un hobby y para ello tienes que saber qué pasos vas a seguir en las diferentes áreas de tu empresa. No se trata de reinventar cada día la rueda o perder tiempo continuamente porque no sabes aprovechar el tiempo.

Al principio tienes que hacerlo todo, te encargas de cada tarea, desde hacer las facturas, enviar paquetes a Correos o llamar a las organizaciones para dar charlas pero la idea es que no siempre sea así, piensa desde el primer momento como una pequeña empresa no como un/a autónomo/a.

A medida que crezca tu negocio, necesitarás ayuda adicional y si tienes ya por escrito como haces las cosas, tus colaboradores podrán ponerse en funcionamiento  como tú lo deseas más rápido.

La idea de trabajar para uno mismo es mejorar nuestra calidad de vida, no acabar sintiéndose prisionero/a de su propio negocio porque no tienes ni un minuto libre.

 

4.Vender no es opcional, es una auténtica necesidad

Atrás quedaron los tiempos en los que  algunas personas pensaban que vender era atosigar, agobiar, insistir continuamente dando argumentos al posible cliente y no dejar que se escapara. Es normal que la gente odiara vender y lo asociara con la manipulación. Sin embargo hoy en día la venta se ha labrado un mejor nombre, los vendedores son personas preparadas cuyo objetivo es servir, ayudar, orientar, aportar la mejor solución para el problema que se les plantea. Para ellos lo importante no es tanto hablar y hablar sino escuchar, escuchar, escuchar.

Como asesora de imagen quieres pasarte el rato asesorando a un cliente, creando guardarropas o dando una charla pero si no vendes previamente,  nada de eso es una realidad. Necesitas clientes que paguen y contraten. Así que quítate de encima los prejuicios y prepárate para investigar sobre cuáles son los problemas y desafíos de tus clientes ideales, hazles preguntas abiertas, presta atención con todos los oídos y los ojos (los gestos dicen mucho) y aporta la solución personalizada que resolverá mejor lo que le molesta.¡Tú puedes!

 

5.Marketing sí pero no cualquier actividad

Cuando hablamos de marketing nos referimos a medios para contactar con tu cliente. Los hay offline, fuera de las redes e internet, ya sea con alianzas, colaboraciones con otros profesionales, charlas y conferencias, folletos, anuncios en publicaciones etc  También está el marketing online, en primer lugar tu web que es un espacio del que eres dueño/a y te permite agrupar tu presencia virtual. Por supuesto las redes sociales donde el éxito no consiste en estar en todas sino en ir poco a poco usando primero aquella en la que se encuentran en más cantidades tus clientes ideales . No intentes estar en todas las redes sociales al mismo tiempo porque te agotarás y diluirás los resultados.

Actúa con cabeza, analizando, estudiando las estadísticas y datos, pregunta a tus clientes actuales como te encontraron y no te olvides de pedir que te recomienden. Mejor aún, crea un sistema con beneficios para tus clientes que te recomiendan.

Para que el marketing dé resultados no puedes ir a lo loco, no se trata de fijar un presupuesto sin más e ir diciendo que sí a todas las opciones que nos surgen hasta que se agote el dinero. Hay que concentrarte en las acciones que aportan clientes. Revisa cada cierto tiempo los resultados.

¿Estás listo/a para darle un impulso a tu negocio de asesoría de imagen o adentrarte en este mundo?

Es el momento de poner las bases para no sólo conocer la parte referente al estilo, la moda o la comunicación sino establecer un fundamente firme en cuestiones de negocio y marketing.

Nuestros cursos de asesoría de imagen te dan las claves para ofrecer los servicios con calidad y autenticidad y también como promocionarte y crecer como profesional. Con Crea tu marca atrae clientes podremos trabajar junto/as en darle forma a un potente negocio.

¿Con qué idea vas a trabajar primero para hacer que tu negocio se expanda? ¿En qué área te cuesta más concentrarte?

Comments

comments

This template supports the sidebar's widgets. Add one or use Full Width layout.