5 errores a evitar al hacer un análisis de color a un cliente

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

5 errores a evitar en un análisis de color

La asesoría de color es uno de los servicios relacionados con la imagen que primero comenzaron a ofrecerse al público en general.

Durante años,  la asesoría de imagen estaba vinculada a figuras públicas de primer orden como políticos y empresarios. Se consideraba un servicio elitista y con un nivel de inversión muy elevado.

Los servicios de asesoría de color a través de sesiones en grupo realizadas por consultoras, ayudaron a muchos a descubrir sus mejores colores basándose en el sistema estacional. Así comenzaron muchas pioneras  hace 40 años.

Sin embargo hay que tener cuidado y no quedarse en el pasado.  Ser demasiado rígido es un error. Nuestro objetivo es ofrecer un servicio que realmente  oriente a los clientes, les aporte guías que les puedan facilitar la vida y no confundirles como sucede en otras ocasiones.

 

Te mostraré errores muy comunes que se realizan en sesiones de test de color o análisis de color. Y lo que es más importante, voy a darte varios consejos para que puedas ofrecer un mejor servicio.

 

1. Fórmate en profundidad en el tema

 
Aunque algunas personas dedicadas a la asesoría de imagen dicen que elegir colores es cuestión únicamente de buen gusto, no estoy de acuerdo. Hacer un buen test de color o análisis de color tiene tanto de ciencia como de arte, así que no desaproveches las ocasiones de formarte con expertos y adquirir libros para ampliar puntos de vista.

Es importante conocer las bases científicas que explican la percepción, el papel de la luz, la teoría del color y luego conocer los diferentes sistemas que se han utilizado en el sector. Si eres especialista en un campo lo mínimo es que sepas algo de la historia y los fundamentos.

Si no lo conoces te invito a que descubras nuestro curso Experto en Colorimetría.
 

2. No te obsesiones con seguir un sistema determinado.

 
El experto eres tú y no el cliente, por lo tanto ten confianza en ti mismo/a y tus habilidades. Incluso si el cliente sabe algo sobre el tema ha venido a ti porque piensa que le puedes aportar una solución a un problema que tiene y le puedes resolver dudas.

Es bueno conocer más de un sistema, desde el dual, estacional, tonal, 12 estaciones, el de las horas del día etc para así en función de las características del cliente y puedes utilizar el que más se acerque a lo que buscas. Pon siempre al cliente o clienta en el centro de tu sesión. Pregúntale si entiende lo que le vas explicando y en cada sesión busca el mejorar el servicio.

Habrá clientes que necesitarán más datos y otros menos, no se trata de dar una lección magistral sobre color sino herramientas para que la creación de conjuntos y compras sea más fácil. No busques poner a una persona a toda costa en una categoría, incluso le puedes comentar que es muy especial y que determinados tonos son los que le favorecen más, sus colores estrellas son éstos y sus mejores neutros aquellos. Al fin y al cabo eso es lo que necesitan.

 

3. Enséñale a utilizar la paleta de colores correctamente.

 
No se trata de entregarle la paleta de sus colores al final sin más. Tu cliente necesita explicaciones, indícale cómo le puede servir. No se trata de llevar exactamente esos colores sino que es una guía, si un color armoniza con los tonos que están allí en principio armonizará con su propio colorido. Pero insístele que el último veredicto llega cuando él o ella  se mira en el espejo. Hay veces que ciertos colores en teoría no le irían pero al probárselos y ponérselos se queda de maravilla.

La paleta de colores y el análisis de color es un punto de partida, una forma de ayudarle a explorar más colores, a descubrir principios para combinar colores, conocer el poder de los neutros para crear conjuntos etc. Tener una paleta no es vivir en una cárcel en la que sólo unos colores limitados tienen lugar en tu armario.

 

4. Explícale qué colores son los que tienen más importancia

 
No todos los colores tienen el mismo efecto, son aquellos que se encuentran más cerca del rostro del cliente o en la parte superior del cuerpo los que cobran más importancia. Tienen que armonizar especialmente con el colorido personal del cliente: color de ojos, pelo, tez.

En el caso de aquellos colores en las prendas que usamos en la parte inferior del cuerpo como pantalones, faldas etc , como no se reflejan en el rostro  pueden llevar  sin problemas colores que  no pertenecen a la paleta de armonía de color proporcionada.

De todos modos no hay que ser super categóricos, nuestro objetivo no es hacer de “policía del color” y traumatizar al cliente con la lista de todos los colores que no puede llevar.

Tenemos que enseñarle a tomar las mejores decisiones y  que sepan  el efecto que tendrá lo que elige llevar.
 

5. No olvides el poder de la actitud

 
Es importante explicarle al cliente que nuestro informe que contiene nuestras propuestas así como la paleta de colores que le entregamos contiene sugerencias. Una cosa es lo que nos favorece más por nuestro colorido personal pero eso lo tenemos que tamizar,  adaptar al estilo personal y a lo que el cliente desea proyectar.

Si tiene una personalidad fuerte aunque por su aspecto por ejemplo a una clienta le fueran más tonos pastel no se sentiría identificada con esos colores. Recuerda el mensaje de los colores.

No siempre se pretende conseguir armonía con la elección de colores, quizás el objetivo del o la clienta por su marca personal es crear un shock, un efecto más dramático.

Además hay ocasiones y épocas en las que sentimos que necesitamos llevar determinados colores. Es como si nos llamaron y entonces mágicamente nos sientan de maravilla.

Si un color le encanta aunque a priori no le favorezca, hay que enseñarle cómo puede llevarlo.

 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Cuál te ha gustado más? ¿Cuáles crees que son importantes para darle de nuevo al análisis de color el papel que le corresponde?

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal. Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la asesoría de imagen, estilismo personal y personal shopping a diseñar negocios prósperos, atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Curso de Experto en Colorimetría: Conoce nuestro curso para aquellos que desean utilizar el color de una forma profesional para realizar sesiones individuales, en pareja, talleres. Tienes manual, videos y plantillas.

Comments

comments