3 formas de añadir valor a tus servicios

por Carie Mercier Lafond, asesora de imagen y coach de negocios

 

Cuando tienes un negocio es importante cuidar a tus clientes y no sólo centrarte en adquirir nuevos.

Un cliente satisfecho no sólo es fantástico porque representa una fuente de ingresos en ese momento sino que tiene todo un círculo de influencia a los que puede hablar de ti, recomendarte y ampliar así tu cartera de clientes de forma natural.

Por eso me gustaría comentarte varias formas de añadir más valor a tus servicios.

 

Antes de la sesión

Crea un proceso claro y prepara de antemano qué pasos vas a realizar una vez que tu cliente te contrata o adquiere tu producto.

No caigas en el error de cobrar y dejar a tu cliente con dudas, sin saber qué va a pasar a continuación.

¿Qué puedes hacer?

Tener preparado un email de bienvenida,  un video  o  una llamada. Incluso si lo ves necesario puedes crear una serie de emails  que enviarás a lo largo de varios días hasta que el cliente acuda a tu despacho o sesión.

No quieres que el cliente después de haber invertido en ti comience a tener remordimientos y piense que tomó una decisión equivocada. Desde el principio subraya los beneficios del servicio y aporta algún tipo de información que le permita comenzar a realizar cambios o prepararse correctamente.

 

Ofrece una ventaja inesperada

Aprovecha tus alianzas estratégicas para crear una lista de empresas complementarias que puedes recomendar.

¿Te acuerdas que siempre te digo lo importante es que vayas conociendo a otros negocios que también trabajan con el mismo tipo de cliente que tú? Es lo que llamamos networking o crear una red de contactos.

Una buena idea es pedirles que ofrezcan un descuento especial exclusivo para tus clientes. Puedes crear un pequeño documento con su dirección, página web y el descuento al que pueden acceder gracias a haber trabajado contigo.

 

Prepara la post-sesión. ¿Qué sucede después de haber terminado tu trabajo?

No te olvides de lo que sucede tras haber trabajado contigo. Crea una experiencia completa.

Una vez que tu cliente o clienta ha salido super contento/a de tu despacho no se ha acabado tu trabajo.

Apunta cuidadosamente todo lo que dijiste que ibas a buscar o mandarle para que no se te olvide.

Tras enviar el informe si lo sueles entregar. Haz una llamada al cabo de unos días para confirmar que no le quedaron dudas.

Cada temporada nueva puedes enviarle algunas sugerencias de estilo o algún artículo interesante relacionado con su trabajo o hobby que sepas que le va a encantar.

Recuerda que es el toque personal, esa atención a los detalles la que aporta un gran valor a nuestros servicios.

 

¿Qué consejo vas a aplicar? ¿Qué te funciona de maravilla para que tus clientes se queden con la boca abierta con tus servicios y atención? Cuéntanos.

Carie Mercier Lafond es Asesora de imagen y estilista personal. Licenciada en Administración y Dirección de empresas con especialización en marketing internacional. Es la directora de Karysa Asesoría de Imagen y le apasiona ayudar a empresarios/as en el sector de la asesoría de imagen, estilismo personal y personal shopping a diseñar negocios prósperos, atraer clientes y disfrutar de más tiempo libre.

Comments

comments